No hay productos en el carrito.

Menu

No hay productos en el carrito.

Pitos

LOS PITOS

Este es un nuevo instrumento de percusión, que permite amplias posibilidades de hacer diferentes ritmos y sonidos. Como instrumento lleva diez años de expansión entre músicos y aficionados. Cualquier persona puede utilizarlos, siguiento los pasos que se explican a continuación. Puede ser útil para practicar ritmo, y también ejercicios de coordinación.

COLOCACIÓN

Están diseñados para colocar en la parte superior del dedo (índice) de cada mano, aunque los profesionales de la percusión lso colocan en el dedo (corazón) de cada mano, alcanzando así un doble rendimiento del instrumento.
Podemos percutir sobre los dedos que quedan libres, y si los tocamos sentados, podemos percutir sobre los muslos y las rodillas.
La goma que sostiene cada pito lleva cinco bolitas para no cortar la circulación sanguínea de los dedos. Si tiramos de la que no tiene, afloja, hasta ajustarse perfectamente al tamaño del dedo.

POSIBILIDADES DE SONIDOS

Dependiendo de la superficie en la que se percuta, conseguiremos distintas modulaciones y efectos. Por ejemplo, percutiendo con el mismo pito sobre el muslo y sobre la rodilla.
Los percusionistas pueden combinar con la ejecución de los pitos otros instrumentos de percusión, como puede ser el cajón flamenco, consiguiendo variedades de efectos rítmicos.

MANTENIMIENTO

La goma que llevan los pitos puede acabar rompiendo o gastándose. Para cambiarla, primero cortamos 10 cm. de goma, del mismo grosor, quemamos un poco cada extremo y redondeamos con los dedos para que nos sea más fácil meter las bolitas. Luego pasamos cada extremo de goma por su agujero correspondiente. A continuación hacemos un nudo en un extremo de goma, y otro nudo corredizo alrededor de la goma que tiene el nudo hecho. Por último cortaremos lo que nos sobre de los extremos de la goma.

EJERCICIOS PRÁCTICOS

  1. Colocamos en el dedo índice de la mano izquierda un pito quedando libre la mano de recha. Percutimos con el dedo índice contra los dedos pulgar y corazón. como si “sacudiéramos la ceniza de un cigarro". Este sería el primer ejercicio básico, que trataremos de hacer de una forma continuada y regular a ritmo lento, igualque el resto de ejercicios..
  2. Repetimos el primer ejercicio, pero cuando el pito de la mano izquierda sube, percutimos con el dedo corazón de la mano derecha sobre él, doblando así el ritmo.
  3. Ahora ponemos el otro pito en el dedo índice de la mano derecha y repetimos el primer ejercicio, pero con un pito en cada mano. Primero percutimos sucesivamente cada pito lentamente y poco a poco vamos acelerando el ritmo.
  4. En posición sentado, percutimos sobre los muslos con las palmas de las manos, o bien levantando los dedos en los que tenemos los pitos, dejando las palmas apoyadas.
  5. Seguimos sentados, y la mano izquierda la ponemos sobre el mismo muslo. Separamos los dedos de la mano derecha y pasamos la yema de los dedos meñique, anular, corazón e índicem de uno a uno, haciéndolos resvalar por la parte más ancha del pito de la mano izquierda, al mismo tiempo levantamos la misma mano. Son así cuatro golpes y el quinto lo daremos con el pito de la mano izquierda al bajar la mano contra el muslo.